Aprendemos tod@s de tod@s


 Es clara y evidente la  necesidad de  prestar atención a las necesidades individuales y colectivas del alumnado, y también es manifiesta la necesidad por tanto, de diseñar y poner en práctica una serie de medidas dirigidas a ayudarles en esas dificultades.

 Dentro del Proyecto de Bana tratamos de potenciar las cualidades individuales de cada uno de sus miembros, así como atender a sus estilos de aprendizaje y muy especialmente, a sus ritmos de maduración. En este sentido, además de utilizar las medidas de Refuerzo y Apoyo Educativo diseñadas por el Centro, habitualmente ponemos en práctica nuestro propio sistema.

 “Enseñar es aprender dos veces”. Joseph Joubert

   Los alumn@s con unos mejores hábitos de organización, con una mayor constancia en su trabajo en el aula o con una forma de desempeño más eficaz, cooperan con sus compañer@s una vez acabadas las tareas propuestas por los docentes. Se convierten de este modo en “profesores de apoyo” cuya misión es ayudar, basándose en sus propias estrategias de actuación, al resto de alumn@s.

 Estos alumn@s siempre deben de atender primero a sus compañer@s de mesa, y en segundo lugar al resto de los miembros del grupo. Es condición indispensable haber terminado correctamente las tareas diseñadas por los docentes, y ayudar sin dirigir de forma directa, es decir, deben explicar las tareas, solucionar las dudas sin ofrecer soluciones directas para evitar que el resto de los alumn@s copien sus indicaciones o no busquen resolver ell@s mism@s las dificultades propuestas.

   En este sentido la medida empleada se basa en las nuevas tendencias del coaching educativo, en la que los “coachs” utilizan la escucha activa y el uso de preguntas para que sus “coachees” resuelvan por sí mismos aquellos problemas que se les habían presentado.

refuerzo colectivo

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *